Clínica Salud XXI - Macael (Almería)


  Contacto : 950 126 063 - 606 754 164

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA

En la actualidad, la incidencia de problemas  respiratorios en la infancia está en aumento. La prematuridad, escolarización temprana o el incremento de alergias son algunas de las causas a las que se puede atribuir este problema.

Todo esto supone un aumento en el uso de los servicios sanitarios pediátricos y servicios de urgencias además del consiguiente estado de ansiedad y alarma que provoca en las familias. En muchas ocasiones se requieren hospitalizaciones que provocan absentismo escolar y laboral en los niños y los papás.

La fisioterapia respiratoria es una herramienta fundamental para prevenir, curar  o estabilizar las alteraciones que afectan al sistema respiratorio, lo que contribuye enormemente a la mejora de la calidad de vida de los niños y sus familias.

Destacar los problemas respiratorios que en la mayoría de las ocasiones van asociados a la patología neurológica, síndromes cromosómicos (fibrosis quística, entre otros) y sobre todo, enfermedades neuromusculares, donde la afectación de la mecánica ventilatoria es muy importante.

También los problemas pulmonares habituales en los meses de invierno y en la primera infancia tales como bronquiolitis,  catarros de vías altas, neumonías, etc, se ven muy beneficiados de un tratamiento de fisioterapia respiratoria, evitando incluso el desarrollo de un asma posterior, tras infecciones respiratorias repetitivas.

Los objetivos principales de las técnicas utilizadas en fisioterapia respiratoria se puede destacar:

  • Mejorar la mecánica ventilatoria (el modo de respirar)
  • Mejorar la permeabilidad de la vía aérea (la eliminación de secreciones)
  • Disminuir la disnea (disminuir la sensación de fatiga)
  • Mejorar el trofismo y fuerza muscular (mejorar la fuerza de los músculos respiratorios)
  • Mejorar el aspecto psico-emocional 

Como resumen podemos decir  que la Fisioterapia Respiratoria pueda ayudar a mejorar mucho el estado general del niño, favorecer el descanso nocturno y  la  alimentación y, en definitiva, su calidad de vida.